Existen dos tipos de empresas de reformas:

Aquellas en las que se juntan varios profesionales de distintos oficios, que sólo pueden ofrecer un número muy limitado de servicios…

Y esas otras a cargo de algún despacho de decoradores, en las que la operación más sencilla tendrá un nombre complicado y un coste elevado.

Nosotros, con más de 30 años de experiencia, estamos en un punto intermedio. Nos dedicamos a escuchar a la gente, para que nuestras reformas se adapten lo mas posible a nuestros clientes y asi cuando empiecen a vivir en su casa, se sientan felices con el resultado.

Estamos rodeamos de los mejores profesionales y coordinamos su trabajo para que todo salga perfecto.

Contamos con una larga experiencia en la reforma de pisos, chalets y locales comerciales.